tomas tomas-final-02 tomas-final-03

Tomás Hughes

Winemaker

Habiendo jugado de niño en el viñedo de su familia, los instintos de Tomás se conectaron con la vitivinicultura de Mendoza desde muy temprana edad. Su padre, un reconocido Ingeniero Agrónomo que trabajó por 27 años en Nieto Senetiner, famoso por haber descubierto el Valle de Pedernal en San Juan, fue su inspiración. Luego de un interludio motivacional en la región de Napier en Nueva Zelanda, Tomás siguió los pasos de su padre y comenzó la carrera de Ingeniería Agronómica. Al darse cuenta de la importancia que asume el terroir al momento de hacer vinos, comenzó con la especialización en Enología. Desafiando la tendencia normal a centrarse en una sola línea de estudios, continuó estudiando tanto Agronomía como Enología a nivel de posgrado. Finalmente, y también a nivel de posgrado, obtuvo un título en management en el 2011.

La mayor parte de la carrera de Tomás ha estado focalizada en hacer vinos finos en Mendoza, al comienzo con el equipo de Achaval Ferrer y luego en Clos de Chacras. Sin embargo, y para no dejar de lado sus viajes, visitó Australia trabajando una vendimia con Peter Lehmann y visitando viñedos y bodegas en Barossa, McLaren Vale, Clare Valley y Adelaide Hills. Finalmente vuelve a Mendoza para tomar la posición de Enólogo Senior, trabajando en el equipo de Daniel Pi en Trapiche como responsable
de los vinos de más alta calidad tanto blancos como tintos.

Al unirse al equipo de Finca Decero como enólogo en 2014, Tomás finalmente vio cumplido el anhelo de tanto tiempo de trabajar diariamente al unísono con la Naturaleza. Él mismo nos dice: “Incorporarme al equipo de Finca Decero ha sido para mí el reflejo de quién soy y de lo que he aprendido en estos años sobre el inextricable vínculo entre la tierra y el vino. Trabajando día a día con Matías Cano como agrónomo, entendiendo las complejidades tanto de los suelos como las que se presentan sobre la superficie, diferencias entre vides, entre hileras y entre parcelas, y entendiendo el clima de esta zona de altura que es el Viñedo Remolinos, es que puedo crear vinos auténticos que son la expresión, vendimia tras vendimia, de este terroir único.”